Sistema educativo cubano es un ejemplo para el mundo

Caracas, 29.11.2016 (Prensa, MPPE).- El legado que deja el líder de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz es innegable, pues cuenta con unos indicadores sociales difíciles de superar, entre ellos los índices más bajos de analfabetismo, desnutrición, mortalidad infantil y ser la quinta potencia mundial deportiva, en un proceso que consideró siempre a los niños como una prioridad para la sociedad logrando que Cuba sufriera unas verdaderas transformaciones en salud y educación.

El Gobierno Nacional de Cuba liderizado por Fidel Castro logró durante más de 40 años una escolarización del 100 por ciento de estudiantes, pues la educación es absolutamente gratuita incluyendo la universitaria, sumado a la erradicación del analfabetismo que existía en ese país, gracias a la Campaña Nacional de Alfabetización.

De esta manera la Revolución Cubana permitió que millones de hombres y mujeres humildes llegaran a ser médicos, abogados o ingenieros, algo impensable antes de 1959. Asimismo, progresivamente fue desapareciendo la división de clases sociales en los primeros años del proceso revolucionario, inculcando a los cubanos que todos eran iguales.

Según datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), entre el año 2002 y el 2015 se alfabetizaron cerca de ocho millones de personas de varios países de Latinoamérica.

En Venezuela sí pudimos

granma1

El método de alfabetización «Yo, sí puedo» nació el 28 de marzo de 2001 cuando el gobierno de Cuba le encomienda a Leonela Relys junto a otros educadores cubanos que realizaran una campaña de alfabetización por radio, el cual consistía en crear una cartilla de alfabetización de no más de cinco páginas que combinara las letras y los números. Este método estaba concebido con un carácter internacionalista, en especial, latinoamericanista, y preparado para ser adaptado a diferentes realidades sociales y lenguas.

El método utiliza los medios audiovisuales y un facilitador para transmitir los conocimientos. Consta de tres etapas: adiestramiento, enseñanza de lecto-escritura y consolidación siguiendo tres puntos indispensables: escuchar y ver, oído y ojo; escuchar y leer, oído y libro y escuchar y escribir, oído y lápiz. El programa existe también en sistema Braille, para personas con deficiencias auditivas y discapacidad cognitiva.

Venezuela adoptó esta modalidad de enseñanza y creó la Misión Robinson, el cual es un programa social  ideado por el Comandante Eterno Hugo Chávez, para enseñar a leer y escribir a la población analfabeta venezolana, con materiales de educación distintos a lo habitual y elaborados en Cuba, denominados «Yo, sí puedo», entre los equipos destacan libros, útiles escolares, diapositivas, así como anteojos para gente con problemas de la visión, que son regalados a los beneficiados.

Su meta principal fue la erradicación del analfabetismo en el país, lograda en 2005, y a partir de Misión Robinson se han hecho otros programas de instrucción masiva para la población, las misiones Sucre y Misión Ribas.

Rodulfo Pérez, ministro del Poder Popular para la Educación, reconoció la importancia de Cuba en la formación para la Revolución Bolivariana. “Para nuestro proceso social ha sido muy importante la solidaridad internacional, y fundamentalmente la del Gobierno y pueblo cubano, esta solidaridad entre estos dos países hermanos, se ve consolidada ahora más que nunca, gracias a la renovación del convenio Cuba-Venezuela firmado recientemente en la ciudad de Caracas, donde se le ha dado prioridad a las 10 áreas de trabajo, entre ellas, a la educación”.

El titular del despacho educativo, destacó en una de sus alocuciones que es Cuba quien impulsa las Misiones Sociales en Venezuela, y señaló la Misión Robinson ha permitido acabar con el analfabetismo en el país, y “gracias a esto, se ha logrado que Venezuela haya sido reconocida como un país libre de analfabetismo por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco)”, añadió.

Debido a que esta es la nueva perspectiva que se asoma para Venezuela, Nicolás Maduro, presidente de la República, decidió realizar una nueva forma de desarrollar la Misión Robinson, y así nace la Misión Robinson II Productiva.

(FIN//Texto: Edel Lara / Foto: Granma)