¿Sabes qué es realmente la Vitamina C y dónde puedes encontrarla?

La Vitamina C es un nutriente esencial que también puede ser conocido como ácido ascórbico o ácido antiescorbútica. Precisamente, durante los siglos XVI y XVII en las largas travesías en barcos era muy frecuente que los marineros padecieran de escorbuto debido a la falta de Vitamina C en sus organismos.

Es una Vitamina que es hidrosoluble, lo que facilita enormemente su ingesta y su absorción. Incluso existen complementos de Vitamina C que puedes adquirir en sobres y diluirlos en agua antes de tomártelos.

Dónde se puede encontrar

La principal fuente de Vitamina C se encuentra en la fruta y en los vegetales. Por eso es tan importante comer este tipo de alimentos.

Qué hace la Vitamina C en nuestro cuerpo

La principal tarea que tiene la Vitamina C es la de reparar tejidos en cualquier parte de nuestro cuerpo. También está involucrada en la formación de colágeno, básico para la creación y el mantenimiento de los cartílagos, los tendones, los ligamentos, así como la estructura interna de la piel.

Otra de sus funciones es la de servir como antioxidante, previniendo los daños que los radicales libres pueden provocar en nuestra piel, como los que están en los ambientes contaminados, en el humo del tabaco o en los rayos UV procedentes del sol.

En qué podemos notar la falta de Vitamina C

Si crees que podrías estar tomando poca Vitamina C y además tienes alguno de estos síntomas lo mejor será que, en primer lugar, te pongas ingerir alimentos que contengan este nutriente y, en segundo lugar, un médico te revise y te haga una analítica. Los síntomas son estos:

1.- Fatiga

2.- Dolor muscular

3.- Sangrado fácil de las encías

4.- Aparición de moretones con facilidad

5.- Heridas que tardan mucho en cerrarse

6.- Pérdida acentuada de peso

7.- Facilidad para sangrar por la nariz