Gobierno Bolivariano entregó 20 mil tabletas a estudiantes de la Misión Robinson

Caracas, 28.10.17 (Prensa MPPE)– El Gobierno nacional entregó 20.000 tabletas a los estudiantes de la Misión Robinson, informó este sábado el ministro de Educación, Elías Jaua.

«Ratificamos el compromiso de la Revolución Bolivariana con los estudiantes de esta misión. Vencimos el analfabetismo. Simón Rodríguez maestro de las luces debes sentirte orgulloso», destacó Jaua durante la instalación del V Congreso Nacional e Internacional de Alfabetización y Post-Alfabetización, en el Círculo Militar, Los Próceres, en Caracas, destacó.

La Misión Robinson es un programa social de alfabetización que nace en 2003 por medio del convenio Cuba-Venezuela y bajo el liderazgo del presidente Hugo Chávez Frías.

El plan, uno de los primeros programas sociales de la Revolución Bolivariana, toma el seudónimo de Samuel Robinson, usado por el educador, escritor, ensayista y filósofo venezolano Simón Rodríguez, maestro de El Libertador. Se basa en un método de 65 lecciones denominado Yo sí puedo, creado en Cuba.

Hasta la fecha este programa ha alfabetizado a más de 1 millón 800 mil venezolanos.

El embajador de Cuba en Venezuela, Rogelio Polanco, quien participó en la instalación del V Congreso Nacional e Internacional de Alfabetización y Post-Alfabetización, recordó que Venezuela logró en 2005 el reconocimiento de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés) como territorio libre de analfabetismo, con más del 96% de la población mayor de 15 años de edad alfabetizada.

«Solo una revolución que es capaz de llegar con la educación al más humilde de sus hijos es una revolución autentica como lo es la Bolivariana. Hoy rendimos homenajes a quienes fundaron la misión, quienes fueron los portadores de aquella hermosa iniciativa de llegar con la luz de la enseñanza a cada rincón de esta hermana tierra venezolana: al comandante Hugo Chávez y al comandate Fidel Castro», enfatizó.

Fin/Texto: AVN/Fotos: Richad Sánchez