Fuerza educativa llenó las calles de Caracas para respaldar al Presidente Nicolás Maduro

Caracas. 1-05-2017 (Prensa MPPE).,-Trabajadores de la educación, madres y padres cocineros,  jóvenes de la Organización Bolivariana de Estudiantes (OBE) y estudiantes de las Misiones Robinson y Ribas, entre otros, se volcaron a las calles de Caracas, este 1° de mayo, para respaldar al presidente Nicolás Maduro y rechazar la violencia que ha sido desatada por algunos sectores del país.

Bony Gómez, director general de Comunidades Educativas y Unión con el Pueblo del Ministerio del Poder Popular para la Educación (MPPE), señaló que la marcha del 1° de mayo sólo puede ser catalogada de “impresionante y extraordinaria porque superó todas las expectativas”.

“Hoy más que nunca estamos en la calle respaldando al Presidente Nicolás Maduro y a todas las medidas salariales que aprobó recientemente. Se trata de un beneficio profundo para los trabajadores de la educación y el resto del país.  Nicolás es como nosotros, un obrero y un trabajador más que nos representa y vela por nuestros intereses. Nos sentimos profundamente reivindicados como trabajadores de la educación. Esta revolución posee una gran pasión y un amor profundo,y se hace cada día más irreversible”, destacó Gómez, este lunes, durante el recorrido de los trabajadores educativos hasta la avenida Bolívar de Caracas.

Por su parte, Donalson Quevedo, miembro de la Organización Bolivariana de Estudiantes (OBE) del estado Zulia, dijo que los jóvenes salieron a marchar para defender la “educación gratuita y perfecta que nos dejó el Comandante Hugo Chávez y que ha sido fortalecida por el presidente Nicolás Maduro”.

“Este 1° de mayo tenemos razones de sobra para celebrar y estoy de acuerdo con el incremento salarial decretado recientemente por el Presidente Maduro, quien lo anunció para seguir apoyando a los trabajadores venezolanos. Con este nuevo aumento quedó demostrado que el Jefe de Estado sí apoya al pueblo, y así debe entenderlo la derecha venezolana”, indicó Quevedo.

Ana Sánchez, miembro del equipo regional de la Misión Robinson en el estado Trujillo, apuntó que un grupo de misioneros, facilitadores y supervisores de esta misión acudieron a Caracas para decirle al país y al resto del mundo que seguirán apoyando al presidente Nicolás Maduro y a la Revolución Bolivariana. “Estamos resteados con este proceso de cambios”, afirmó Sánchez.

“Lo más importante es dar cumplimiento al legado del Comandante Hugo Chávez. Salimos a marchar para defender nuestra Patria y seguir garantizando la paz en Venezuela. Este nuevo incremento salarial es muy bueno y yo sé que el Presidente Maduro desea que todo el pueblo viva bien y en igualdad de condiciones. Debemos apoyarlo en todas las decisiones que tome, porque él solo trata de sacar adelante este país”, indicó Sánchez.

Jeinderly Subero, madre cocinera de la parroquia Sucre de Caracas, señaló que salió a marchar con mucha alegría y entusiasmo para respaldar a la Revolución Bolivarianas y a todas las políticas sociales alcanzadas en los últimos años en Venezuela.

“Este nuevo incremento salarial nos va a ayudar muchísimo. Espero poder adquirir más productos y seguir mejorando mis condiciones de vida. Seguiré marchando para rechazar la violencia y las guarimbas en nuestro país. No estoy de acuerdo con la violencia terrorista que un sector intenta imponernos. No se logra nada partiendo vidrios, botellas ni los bienes públicos. Las madres cocineras estamos dispuestas a defender la Patria y el derecho a la alimentación de nuestros muchachos y muchachas que son el futuro de la Patria”, finalizó Subero.

(FIN//Texto: Pablo Duarte/Fotos: Richard Sánchez)